ATAQUE A ESTEPONA POR ALIAMATE, 1545

El 9 de Septiembre de 1540 fue saqueada Gibraltar por una flota turca de 16 velas, que salió de Argel (24.08.1540), comandada por Dalihamat (Aliamate, Alí Hamet…) y por Caramamí, como jefe de los efectivos terrestres. Entre todos sumaban 3.000 atacantes. Pudieron apoderarse de la ciudad pero no de la fortaleza.
          Posteriormente, esta flota turca fue localizada, atacada y vencida por Bernardino de Mendoza, quien hizo prisionero al primero y muerto al segundo. Aliamate fue trasladado desde Gibraltar a Cartagena para ser canjeado, durmiendo en el camino en Estepona, donde se dió cuenta de la endeblez de la muralla de la villa y de la poca guarnición que tenía, según se cuenta en manuscrito conservado en la Biblioteca Nacional, Madrid.
          Con el paso del tiempo, Aliamate se presentó delante de Estepona (15-16.07.1545) con tres barcos, haciéndose pasar por galeras de Malta. Los de Estepona enviaron 4 hombres que fueron capturados por los turcos, seguidamente desembarcaron estos en dos escuadras, y cuando empezaron a horadar el muro de la villa, fue muerto un atacante. Dado el rebato acudió, desde Marbella, el capitán Francisco de Malaver [también Maraver] con veinte de a caballo y el capitán Ginés Rodríguez de la Hinestrosa con treinta soldados, llegando al mediodía, con lo que los atacantes se reembarcaron.
          Después de este ataque, que sirvió para que los turcos evaluasen la respuesta que podía darse en Estepona, se volvieron a presentar, el viernes, último día de julio (31.07.1545), ante El Ingenio de Azúcar del duque de Arcos (actual Sabinilla), donde desembarcó una partida de ellos, que, el mismo viernes, marchó por tierra hacia Estepona. Al rebato acudieron gentes armadas desde Marbella, mandadas por el capitán Francisco de Maraver, que durmieron bajo la fortaleza de Estepona el viernes por la noche, sin dejarse ver, para que los atacantes no llegasen a saber su venida. El sábado estaba Aliamate frente a Estepona con tres galeras, desde donde desembarcó una escuadra, con un estandarte colorado, en La Cala, cuyos componentes se desparramaron por las viñas que por allí había. Visto esto fueron atacados por los soldados que estaban escondidos en los fosos de la fortaleza, por lo que, los turcos hubieron de reembarcarse, aquellos que pudieron.
          Después de esto, el alférez Alonso de Maraver, sobrino del capitán (quien tuvo que quedarse dentro de la fortaleza, porque tuvo un dolor de riñones), dividió a su gente de caballería en tres escuadras, para atacar a los turcos que marchaban a pie desde Sabinilla, con una bandera de tafetán encarnado, y que ya habían llegado a la Çelada Vieja (llamada hoy: Salada Vieja, Sal Vieja). La caballería cristiana pudo con la gente de a pie turca, tanto por su propia superioridad de movimientos y mayor carácter ofensivo, como por la disposición dada por el alférez Alonso de Maraver, en que dividió a los turcos al atacarles con una de las escuadras, dejando dos de reserva y volviendo otra vez a atacarlos de nuevo con dos y seguidamente otra vez, con las tres escuadras, pudiendo con ellos y obligándolos a intentar el reembarco. Visto esto por Aliamate, desplazó sus barcos a Celada Vieja, hizo desembarcar otra compañía de turcos con una bandera azul, pero se hubo de reembarcar sin combatir al ver vencidos a los que estaban en tierra. Murieron setenta turcos y fueron hechos prisioneros ocho o nueve que fueron conducidos a Granada para ser vendidos como esclavos. Por la parte cristiana murió el escudero Francisco de Morales Navarrete y fueron muertos nueve caballos.
          La bandera de tafetán encarnado que se ganó a los turcos se puso en la capilla, donde fue enterrado posteriormente el capitán Francisco de Maraver, del monasterio de la Santísima Trinidad de Marbella.
          Dos cosas fueron decisivas en la victoria:
-La movilidad de la caballería cristiana
-El escalonamiento de los enfrentamientos ya que los cristianos los superaron sucesivamente (probablemente si los cristianos se hubiesen enfrentado con todos los atacantes a la vez no hubiesen podido con ellos, o hubiese sido a costa de mayores pérdidas).
          Vecinos de Jimena y Casares también acudieron al rebato. Su acción se centró sobre los turcos desembarcados en El Ingenio, que marchaban a pie hacia Celada Vieja (Cala Adarga, Torre Vaqueros, Lomo de Coromina, Caleta de Guadalobón).
          Este esquema de un ataque ofensivo a Estepona, ha sido repetido históricamente en los diversos sufridos por dicha villa, tratando de atacarla simultáneamente por la parte de Celada Vieja y por la parte de La Cala. Recuérdese el ataque del almirante de Castilla, Alonso Enríquez, en 1410. El del ocurrido entre 1418 y 1425, por el portugués Gonzalo Vello y de Juan y Gonzalo Saavedra. Incluso en la guerra civil, en 14.01.1937, se recurrió al mismo sistema, ya que una fuerza entró por Guadalobón y otra rodeó la población, hasta la otra entrada, por La Cala.

[Apéndice Documental]
“Pasados quinçes dias viernes luego siguiente postrero del dicho mes de julio vino el dicho Aliamate a tierra de Casares y saqueo el yngenio de açucar del duque de Arcos y cautivo muncha gente del diose rebato en esta çiudad fuimos a dormir a Estepona, otro dia siguiente sabado primero de agosto amaneció sobre Estepona Aliamate con sus tres galeras paso por la puerta de la villa con un estandarte colorado con grande aladrido luego vino el atajador Francisco de Alarcon y dio aviso que Aliamate dexava en el termino de Casares una bandera de turcos corriendo la tierra que venian a Estepona y que quedavan la gente de Casares y Ximena a vista dellos que serian como treinta de cavallo y sesenta peones los escuderos desta çiudad con los de dEstepona que serian treinta de cavallo porque no nos biesen los turcos de la mar, nos encubrimos tras de la muralla dEstepona el capitan Rodrigues con sus soldados se quedo en guarda de la villa Aliamate echo una escuadra de turcos en la Cala Pacheco dos tiros o tres de la villa de arcabuz fueron a las viñas salimos a ellos huyeron hasta los navios dexando las ubas y armas tiraronnos con los tiros de cruxia y bolvimos a Estepona y el capitan Malaver se quedo enfermo de dolor de riñones y mando Alonso de Malaver su sobrino y su alferez que fuese con la gente de cavallo en demanda de la conpañia de turcos que andava corriendo la tierra pasando a Estepona nos devidimos en tres escuadras porque Alonso Malaver con su estandarte llevava onze escuderos y los demas yvan a hilo a mas correr en otras dos escuadras y asi dio primero Alonso de Malaver sobre los turcos de aquel cabo de Çelada Vieja que eran çiento y diez escopeteros y flecheros con una bandera de tafetan encarnado pasamos por dellos los onze y tomamosles la playa quedaron a la parte de arriba los demas de cavallo que no se pudieron juntar con nosotros Alonso Malaver con su estandarte y los onze que con el yvamos diziendo Santiago, los horadamos por medio y pasamos a la otra parte donde se juntaron otros ocho o diez de cavallo y bolvimos sobre los turcos y los heçimos dos partes y luego todos treinta de cavallo los llevamos de arrancada a la mar que estava çerca de que vido Aliamate que yvamos en demanda de los turcos se paso a la parte de Çelada Vieja y echo otra conpañia de turcos en tierra con una bandera azul para que fuese a faboresçer a la otra y despues supimos que llegaron a vista nuestra y que como vieron que estavan rotos los turcos no osaron paresçer y se bolbieron a los navios y ansi en este espaçio se les hiço muncho daño a los turcos tomaronse nueve bivos los demas turcos se guareçieron en unas peñas que estavan dentro en lo hondo de la mar hasta que allego Aliamate que sus navios que los tomo, mataronnos a Francisco de Morales escudero y nueve cavallos y casi todos heridos venimos otro dia domingo a esta çiudad donde dimos graçias a Nuestro Señor por esta vitoria con munchas cabezas de turcos y con la bandera de tafetan encarnado que les ganamos que se puso y esta en la capilla y entierro del capitan Malaver en el Monesterio de la Santisima Trenidad desta çiudad de Marbella.”

© F. J. Albertos

 

Para saber más, consultar:
-Vol. 47, El ataque a Estepona de Aliamate, año de 1545 [2007].