Biografía de Ana de Haro Muñoz

Ana de Haro Muñoz, nacida en Estepona, en calle Bermúdez, 25, hija de José de Haro Torres, de La Herradura, Granada, carabinero, y de María Muñoz Gentil, de Estepona. Estudió taquimecanografía en el colegio Sagrada Familia de Getafe. Los títulos, que obran en mi poder, expedido por la Sociedad Económica Matritense de Amigos del País (Instituto de San Isidro), Madrid. Obtengo diploma, Mención Honorífica en la asignatura de Taquigrafía y Sobresaliente en Mecanografía, años 1945 - 1948.

En junio de 1948 vuelvo a casa, intento entrar en el ayuntamiento, pero fue imposible. Viene a España un primo hermano de mi abuela que durante la guerra civil pudo cruzar el Estrecho y llegar a Tánger, fue recibido con gran alegría por la familia y la ocasión para pedir el favor de llevarme a Tánger, acepta, se tramitan los papeles para el pasaporte y a mediados del 1950 yo ya estoy en Tánger internacional, aquello no era Estepona, con muchas posibilidades de trabajo pero no para mí, por la sencilla razón que allí se exigía idiomas, al menos francés e inglés y ahí fracasaba yo, no tenía dominio de ellos. Pero era Tánger y tuve otra solución. Las máquinas de coser Singer, compañía americana, necesitaba bordadora-vendedora, pues ¿quién mejor que yo?, hice mi cursillo de bordado, nunca antes había cogido una máquina, pero lo aprobé y en la calle Italia estuve más de siete años, con un nivel de vida maravilloso y aprendiendo francés, inglés y un poco de árabe y por si fuera poco, de noche, estudiaba contabilidad, el Instituto Pramer me concede mi título de contable.


Ana de Haro Muñoz, Tánger, 1955

Pero empezaron los levantamientos de las colonias francesas en el norte de África por la independencia. Marruecos se sumó a ello y la obtuvo, Tánger se hundió, el capital desapareció así como los residentes europeos, entre ellos yo. De vuelta a casa con mis enseres.

Estepona había cambiado un poco, el fenómeno turístico emergía, de las colonias francesas llegaron personas importantes que pusieron negocios sobre todo en el sector turístico, eso me favorecía a mí por los idiomas y así en julio del 1958 yo ya estaba trabajando. Por la noche escribía las cartas en francés de los temporeros que iban a Francia a la recogida de remolacha y patatas.

Pero me entraron nuevas inquietudes, “quería un piso”, había que dar la entrada y en Estepona el sueldo era muy bajo, ¿dónde buscar?, en Francia, allí iban los temporeros. Me interesaba interna, encuentro y rumbo a Francia. Fue muy duro pero lo soporté y además mis conocimientos de francés aumentaron. Vine con mi entrada del piso.

Mi objetivo nuevo fue Inglaterra. Estuve cuidando una niña, muy bien por cierto. Por cambio del padre en su trabajo marcharon a Birmingham, yo me quedé empleada en Fulham Maternity Hospital, llevaba buenas referencias y me adapté muy bien. Además mejorando mi inglés. En esa época era el boom de los Beatles.

Hubo que volver a Estepona, para mi el encontrar trabajo ya no era problema, estaban los hoteles y en Estepona el Atalaya, entré en la oficina y lo más curioso es que nunca necesité taquigrafía siendo la asignatura mejor cualificada. Allí estuve bien, se hacían las comidas y a casa a las ocho.

Tenía infinidad de oportunidades y las aproveché todas, así que cambiaba según convenía a mis intereses, pero los años corrían y necesitaba estabilidad puse, pues, los ojos en la enseñanza. Ya mayor abandoné durante cinco años los trabajos y me dediqué al estudio. Necesitaba bachiller, dos años en el Instituto Sto. Tomás de Aquino, hoy Monterroso y tres años en Málaga en la Escuela Universitaria del Ejido. La muerte de Franco me cogió en Málaga. Pasan tres años y el 30 de septiembre de 1977 soy Diplomada en Profesorado de Educación General Básica Especialidad en Lengua Española e Idiomas Modernos. El último asalto sería la oposición, en junio de 1978, en septiembre del mismo año llego a mi destino Colegio Virgen del Carmen de Estepona. En 1981 fui nombrada directora accidental.

Tuve que hacer un traslado forzoso pues en “Ntra Sra del Carmen” tenía la plaza provisional, pedí San Roque y en septiembre de 1982 me incorporé en el Colegio Público “Santa María la Coronada”, estuve en él hasta que salió vacante para Estepona, sucedió en 1984, en septiembre de ese año llegué al Colegio Público “Simón Fernández” y tres años después era nombrada directora del mencionado colegio por un periodo de tres años...

Aquí me jubilé y terminaron mis andanzas y vivo feliz.

Ana de Haro Muñoz
Estepona, 2016